Pintura para muebles de madera

Existen diferentes clases de pintura para muebles de madera en función del acabado que queramos darle al mueble. Cada tipo de pintura se aplica con una técnica diferente y consigue unos objetivos estéticos distintos.

Existen muchos tipos de pintura pero vamos a centrarnos en dos de las más utilizadas: la pintura acríclica y la pintura a la tiza.

Pintura para muebles de madera acrílica

La pintura acrílica o de látex es una excelente opción para muebles de habitaciones infantiles por su gran resistencia. Es una pintura que deja respirar la madera, pero que le da un acabado casi plastificado que permite poder limpiar la superficie con un paño húmedo sin riesgos.

Hay que tener cuidado porque, si no se aplica bien, puede saltar con el paso del tiempo. Y no se recomienda usarla en espacios como los rodapies que van a estar sometidos a roces contínuos porque podría acabar desprendiéndose.

La madera sobre la que se aplique pintura de látex tiene que estar bien tratada y no debe de tener restos de otras pinturas anteriores, ya que en estos casos no va a aguantar debidamente. Es, por tanto, un poco complicada de aplicar pero si se hace bien, es una pintura que aguanta mucho, tiene mucho brillo y permite el uso de colores muy vivos.

Bien aplicada agarra tan bien que es una de las más difíciles de quitar, por eso debemos de estar seguros de que aquello que pintamos con pintura de látex no vamos a querer cambiarlo de color en breve.

Pintura para muebles de madera a la tiza

La pintura a la tiza ofrece un acabado muy diferente al de la pintura acrílica. Tiene un tacto aterciopelado que recuerda mucho al de la tiza con la que se pinta en las pizarras. Los colores juegan con la gama de pasteles y perlados y no tiene un acabado homogéneo, sino que la pintura queda desigual.

Normalmente, es un tipo de pintura perfecta para muebles vintage, por eso se usa mucho cuando se pretende restaurar un mueble antiguo o se quiere dar la apariencia de mueble restaurado a uno que ha sido realizado ahora o comprado para su personalización.

La pintura para muebles de madera puede modificar radicalmente la apariencia de un mueble según el tipo de pintura, el color y la manera de aplicarla. Hay que conocer los trucos de cada técnica y así se conseguirán siempre los mejores objetivos.

CompartirShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Deja un comentario

Tu email no será publicado